Involucrar al Equipo. Ese concepto olvidado.

La importancia de trabajar en equipo no se pone en duda. Lo vemos en todos lados: en el aviso de empleo, en entrevistas laborales, en desarrollos internos que ayuden a potenciarlos. De hecho se establece como dogma que dos o más personas, con experiencias y ayuda  adecuada, se ponen de acuerdo para realizar una acción todo sale mejor. Pero eso es en teoría.

Lo que ocurre con el equipo y que transforma lo que hace en algo excelente, bueno o malo,  tiene directa relación con sus integrantes, su jefatura y su metodología. Por tanto no es tan sencillo decir: “Voy a contratar a los mejores analistas para realizar esta mejora”, o “estamos implementando este proceso de comunicación interna” o “esta jefe tiene una gran experiencia en el tema” para conseguir buenos resultados. No es tan fácil.

Actualmente está muy de moda fomentar la relación del equipo a través de paseos, almuerzos, día de cumpleaños y un largo etc. Esto es importante hacer, pero no es lo fundamental. Las relaciones humanas son complejas y el almorzar juntos no garantiza que el equipo funcione bien. De hecho muchas empresas se centran solamente en eso, creyendo que si un equipo se conoce o  son “casi amigos” trabajarán mejor. ¡Falso! Se olvidan de fomentar acciones  como nivelación de conocimientos, reuniones realmente efectivas, metodologías productivas, asignación eficiente de responsabilidades, capacitaciones cruzadas que realicen sus mismos integrantes, entre otras muchas cosas. Para conseguir resultados debemos trabajar en equipo y para ello debemos actuar como tales. 

Me gustaría centrar su atención en un concepto olvidado: “Involucrar”. La frase que a continuación expongo lo dice muy bien:

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo. (Benjamín Franklin)

¡Esa es la clave! No sacamos nada con decir solamente lo que tiene que hacer un equipo o en el mejor de los casos mandarlos a cursos y charlas para que aprendan nuevas metodologías, si en el largo plazo no están involucrados con lo que se debe hacer y no comprenden el aporte que están realizando en sus organizaciones. Este es el primer paso. Si logramos involucrar al equipo en lo que está haciendo, todas las demás acciones resultan ser implementadas más fácilmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s