¿Realmente estamos innovando?

Cuando se habla de innovación se nos viene a la cabeza Google, Apple, Samsung, entre otras empresas. De hecho casi siempre asociamos innovación con diseños de nuevas tecnologías, mejora de procesos industriales, nuevos desarrollos farmacológicos y un largo etc., pero ¿Qué ocurre con la innovación del propio individuo? Es decir ¿Estamos innovando en nuestra perspectiva profesional, personal y relación con los otros?

Para introducirnos en el tema que podríamos denominar “Innovación global del ser humano”, quiero llevarlos a pensar en lo siguiente:

• Perspectiva Profesional:

Realizamos estudios, mejoramos nuestro dominio del inglés, participamos de charlas, talleres y un montón de cursos para perfeccionarnos. ¿Estamos innovando? En cierto sentido sí, dado que innovar no es solo inventar, sino también mejorar, renovar, progresar. Pero ¿Qué nos diferencia de los otros profesionales que han hecho lo mismo? ¿Cuántos cursos has tomado, distintos a tu ámbito profesional, que te permitieron ampliar conocimientos en áreas que simplemente no dominas o que lograron ampliar tu mirada enriqueciendo tu profesión?

• Perspectiva Personal:

Nos preocupamos de lo que comemos, corremos tres veces por semana, leemos un buen libro cada mes.¿Qué nos diferencia de las otras personas que hacen lo mismo? ¿Cuántos libros has leído que no son de tu interés o que difieren de tu manera de pensar, simplemente por el hecho de ver otras opiniones? ¿Cambias tus rutinas y permites de vez en cuando salirte de los esquemas y vivir la vida de una manera diferente a lo que estás acostumbrado? ¿Sigues creciendo en experiencias y aumentan tus dudas porque tienes más preguntas que respuestas?

• Perspectiva Relacional:

Nos relacionamos con un abanico grande de personas, desde la familia, amigos, colegas, clientes hasta con proveedores. ¿Tratamos de cultivar una relación distinta enfocada en mejorarla cada día? ¿Estás preocupado de sorprender a tu pareja y visitar lugares distintos cada vez? ¿O Simplemente vives en una monotonía que te hace ir al mismo café todos los días?

En el mundo en que vivimos hay una palabra marcada en el inconsciente colectivo: ÉXITO.

Todos quieren tener éxito y todo lo que se hace, en todas las perspectivas, se enfoca en lograrlo. Le tenemos miedo al fracaso y evitamos tomar cualquier tipo de riesgo que pueda provocarlo. Solo estudiamos aquello que nos permita mantenernos en la cumbre, nos hacemos rutinas productivas para optimizar el tiempo y no perder todo lo que hemos logrado, o bien, nos juntamos con personas afines a nuestros intereses de éxito utilizando herramientas que nos indican qué hacer y qué no hacer con ellas, repitiendo siempre la misma receta.

Nos han educado a no cuestionarnos mucho las cosas, simplemente son así. Nos enseñaron que hablar de religión o política significaba discutir y mejor no tocar esos temas. Nos han dicho cual es el mejor camino para llegar a la cima del éxito, pero no nos han permitido buscarla por nosotros mismos.

¿Sabes lo que ocurre si no hay innovación global de nuestro ser? Llegaremos a pensar que lo sabemos todo, que no hay nada por descubrir. Nos mantendremos en equilibro, nunca ariesgando nada para ver si podemos mejorar más todavía. Nos haremos ciegos y no nos daremos cuenta que en la cúspide del éxito tarde o temprano nos bajarán, porque todos quieren la misma montaña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s