GTD – Paso 5 – Hacer

Último paso de Getting Things Done (GTD). La productividad personal se demuestra haciendo. Ahora tienes control, un inventario de todo lo que debes hacer y criterios objetivos para tomar decisiones.

La clave para “hacer” en GTD es pensar. No reacciones por instinto, párate unos segundos y piensa: ¿Es recomendable hacer ésto ahora?. Revisa tus contextos y el calendario, ¿Qué aporta más valor?

En el trabajo del conocimiento existen tres maneras de trabajar:

  • Trabajar en un trabajo ya definido: es ejecución en su estado puro. Pero para que ocurra se tiene que haber definido el trabajo.
  • Trabajar en definir el trabajo: es un trabajo de alto valor. Incide directamente en la eficiencia que tendrás cuando ejecutes el trabajo.  Mientras mejor definas, mejor será tu ejecución.
  • Trabajar en el trabajo en la medida que surge. Evita trabajar así. Una manera de hacerlo es no pensar de manera impulsiva, mejor pregunta, analiza, busca opciones.

Nos vamos a caer del carro de GTD. Los cambios sencillos que propone el método no lo lograrás incorporar en pocos días o semanas. Tendrás mejoras palpables en el minuto uno, pero recuerda que es un proceso de aprendizaje, con caídas, donde deberás dedicar esfuerzo y tiempo en consolidar los pasos. Debes practicar mucho.

Hay errores típicos en la implementación. El primero es falta de humildad. Creemos que el método es mejorable (que por cierto lo es), pero no le hagas ninguna modificación hasta que lleves un muy buen tiempo con el original. Nos resistimos al cambio e intentamos modificar las cosas de GTD para que no nos duela tanto. Espera y verás.

Otro error típico es adoptar GTD de manera parcial. Solo para determinados aspectos de la vida: profesional, personal o para cosas importantes. Si haces ésto fallarás, porque si te acuerdas del paso 1, debes capturar sin pensar, sin tomar decisiones. Al creer que puedes usar GTD solo en tus actividades profesionales, cuando captures deberás pensar y estarás rompiendo el método.

Otro clásico error es tratar de buscar la herramienta perfecta, ojalá la mejor tecnología. No es así. GTD requiere un cambio de hábitos que ninguna herramienta podrá hacer por tí. Consolida los hábitos y con el tiempo busca una herramienta que te agrade y se acomode a tu personalidad. Al principio dedica tiempo en crear los hábitos de GTD, aunque eso te lleve a usar papel y lápiz.

La productividad personal no consiste en hacer muchas cosas, sino en hacer de manera eficiente las cosas que hay que hacer.

(Apuntes basado en libro “Productividad personal – Jose Miguel Bolivar”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s